Entrevista Diego Mendoza

Noticia de prueba
2 de noviembre de 2020
Vinos y Monasterios
22 de junio de 2021

Para quien no lo conozca, les presento a Diego Mendoza Mendoza, compañero de la Caja Rural de Tenerife, ahora Cajasiete. Entro a trabajar el 13 de diciembre 1964 y estuvo activo hasta el dos de febrero del 2008, despidiéndose desde la sucursal del Sobradillo.

Comenzó a trabajar como el mismo dice de pinche, en la primera oficina de la caja en la calle 18 de julio, allí cuenta como Don Federico Isidro Sánchez, lo contrata y pasa a ser el tercer empleado de la Entidad.

Al poco tiempo pasa a la primera oficina que la caja apertura cara al público en Rambla de Pulido, allí poco a poco adquiere los conocimientos suficientes para desempeñar su puesto de trabajo, que conjuntamente con su toque personal del buen trato, su buen humor, su sonrisa, sus piropos a las señoras o su chiste para los caballeros.

¡Vamos su saber estar en cada momento y con cada cliente o compañero!

Le convierten en un ejemplo a seguir, en cuanto al trato personal y humano.  La Caja en esos tiempos, alardea y promueve el trato personalizado de sus empleados a los clientes y yo les puedo asegurar que Diego fue uno de los artífices de este trato personal, que perdura hasta la actualidad. Habiendo creado escuela entre sus compañeros.

Diego está casado con Mercedes Gutiérrez Deniz, tiene dos hijos Juan Diego y Alicia, y ahora mismo cuatro nietos de los que disfruta.

Su familia lo mas importante en su vida formando esta los pilares donde se sustenta su felicidad.

  • Mercy ¿cómo te sientes siendo la esposa del empleado más antiguo y con más años de servicio de la Caja?

Pues verdaderamente me he sentido muy orgullosa, porque ha sido una de las personas, si no de las mejores, si muy humano, ha ayudado a las personas que le piden un favor y el se lo puede hacer, ha estado ahí siempre, ha sido una persona maravillosa y nunca ha perjudicado a la caja en ningún momento.

  • Mercy ¿has sufrido por los problemas de trabajo que Diego pudiera tener y traer a casa?

NO, el desde que llegaba a casa, dejaba el trabajo atrás, y en casa se comportaba como esposo y buen esposo que es.

Diego asiente con la cabeza las respuestas de su esposa, se les ve un matrimonio muy unido y con una dulzura especial, que irradian tras muchos años de convivencia.

Yo recuerdo como anécdota a contar de mercy, Los bailes que se marcaba con nuestro compañero José Manuel Mesa, (el Fred Astaire de la caja), era algo digno de ver, y por su puesto de recordar. 

No podemos omitir en la historia de su vida, que fue campeón de España de futbol aficionado con su equipo de Tercera regional “EL TOSCAL CLUB FUTBOL”.  

Nos relata con la misma ilusión y alegría de hace cuarenta años su logro deportivo.

El 2 de julio de 1977, el fútbol regional de Tenerife alcanzó su cota más alta con el título de campeón de España de aficionados que logró el histórico Toscal CF ante el Almansa.

Los jugadores que participaron en aquella gesta fueron: Joaquín, Domingo, Arteaga, Alfonso, Sendi, Sánchez, Juan Emilio, Nino, Julio Luis, Ananías, Pepito, Manolo, Juanito, Esteban, Gabriel, Óscar, David Amaral, Jesús y yo.

Era como una selección con los mejores jugadores de Tenerife. Quedamos campeones varios años, pero en la temporada 1976-1977 llegó lo mejor que me ha pasado a mí y al fútbol regional. Por ese hecho me gustaría que permaneciera en el recuerdo, una gesta que en aquella época fue inmensa. Quedamos campeones de España de aficionados con todos los jugadores de Tenerife

En estos momentos de la entrevista nos embarga una sensación de orgullo compartido, ya que lo consideramos como algo nuestro, un amigo que brillo en el campo deportivo llegando a lo más alto que podía, transmitiéndonos su semblante de alegría y felicidad después de cuarenta años.

Continuando con la entrevista preguntamos a Diego por anécdotas o situaciones que quiera recordar de sus comienzos:

Moviendo la cabeza como si estuviera pensando en ello nos comenta tres invitaciones en sus comienzos de empleado de la Caja, la primera fue la invitación a la inauguración del restaurante la Riviera, la segunda en un restaurante en la cuesta en otro restaurante llamado el ZOO y por último la invitación a las piscinas de los ángeles en el Sauzal. Todas ellas antes de irse al cuartel.

Junto con estos recuerdos rememora la gran labor y lo buenas personas que fueron Don Federico Isidro y Don Pedro Modesto Campos, así mismo de su época actual elogia y distingue como grandes profesionales y personas a Don Fernando Berge y Manuel del castillo.

  • ¿Qué hechas de menos de tu vida laboral?

Encogiéndose de hombros, responde no saber, su esposa mercy contesta por él, “los compañeros, el trabajo, el día a día “

“negando este rotundamente”.  

Lo único que echaba de menos es el ir a trabajar caminando desde su casa, cuando aún era novio de mercy y enamorar en la ida y la vuelta.

“Fue una época muy bonita”.

Yo creo que un 50%, conociéndolo como creo que lo conozco, echó y aun hecha de menos el compañerismo, los comentarios , tertulias con clientes ,compañeros y como él dice también sus paseos de novio, una cosa no quita la otra.

  • ¿Te consideras una persona afortunada,

“Si, con algunas cositas, pero si he sido una persona afortunada.”

  • ¿Borrarías alguna cosa?”

“Si, pero cual no te lo voy a decir, algunas cosas si.. pocas, no muchas porque como te he dicho he sido una persona afortunada y feliz en mi vida. 

  • ¿Cuál fue el día mas feliz de tu vida?

Muchos, todos los concernientes a la familia, la boda, los nacimientos de hijos, los nietos, en fin…la familia.

El más Trieste fue la muerte de mi padre…… Se produce un profundo silencio.

  • Diego ¿Qué color te gusta más?

Rotundamente nos contesta EL NEGRO.

  • Tu música preferida:

En general la de los años 70 y como cantante “Los Beatles”.

  • Un sabor:

La menta.

  • Que prefieres invierno o verano:

Se desmarca de la pregunta contestando “EL OTOÑO”.

  • ¿Tu comida preferida?

Rotundamente y sin pensar nos contesta “ARROZ A LA CUBANA”.

  • ¿Tu película preferida?

Los diez mandamientos y Ben Hur

  • Diego ¿Un lugar o paisaje preferido?

La plaza de la virgen de Fátima, donde vive.

A lo largo del almuerzo hablamos distendidamente, intentando sacarle a diego aquellas anécdotas que yo recuerdo de la época en la que coincidimos trabajando, y que él no le pone importancia alguna.

Recuerdo que había un cliente que se llamaba don Juan, persona con mas de 100 años y que tenía una señora filipina, que lo cuidaba, Este estaba enfermo de Parkinson y únicamente quería que lo atendiera Diego, recuerdo como diego lo recibía lo acompañaba a la mesa y cuando este estaba sentado le decía: “Don juan este quieto ya que no para de moverse de un lado y para otro”, o le hacía preguntas indiscretas de su compañera filipina.  Y cuando nos pedía ir al baño siempre le comentaba lo mismo, Don juan apunte bien que nos lo pone todo perdido con el Parkinson. Este reía con cara de pícaro.

Eran otros tiempos, donde la gente compartía sus virtudes y defectos sin menospreciar nada de nadie, no había enfados ni mal estar alguno, había implicación entre todos para esbozar una sonrisa en cada momento.

¡ERAN OTROS TIEMPOS!

Así mismo recuerdo aquellas caídas de línea interminables en las que los clientes se cabreaban y nos ponían de vuelta y media.  En esos momentos Diego nunca perdió los nervios ni la compostura, se sentaba en el mostrador y contaba unos chistes, siempre calmaba el patio de operaciones y la gente no le importaba esperar hasta media hora.

Son muchos los detalles que marcan una vida, imposibles de plasmar en unas líneas o recordar en un almuerzo, lo que si podemos destacar es la personalidad de un líder, la vida de un padre de familia ejemplar, y un compañero excepcional, como persona, podría destacar su implicación en la ayuda a los más necesitados, siempre dispuesto a dar sin pedir nada.

9431 Comments